20 de marzo de 2011

Un aporte fundamental para la ciudad. Horacio Cabezas

Portada » El Diario Cultura » Un aporte fundamental para la ciudad
20 de Marzo de 2011
http://www.eldiariocba.com.ar/noticias/nota.asp?nid=35543

Aproximaciones al nuevo libro HORACIO CABEZAS
Un aporte fundamental para la ciudad


El pasado viernes se socializó en la ciudad un nuevo libro de Horacio Cabezas en un escenario atípico para las presentaciones del rubro, la cita fue en el parquecito del Desagüe (Gral. Savio 1850).
En una noche de marzo, fecha que pareciera ser cabalística para el autor, el ex intendente municipal se rodeó de amigos, compañeros de trabajo, autoridades y ciudadanos que lo acompañaron en el bautismo de este volumen que compila y ordena la amplia diversidad de espacios públicos que se han diseminado por toda la ciudad de Villa María.
Decíamos atípico escenario y atípica la presentación, ya que para Horacio Cabezas los actos formales le restan emoción a un día de festejo como lo fue el viernes, donde la espontaneidad, la camaradería, la amistad y la calidez en ese clima amigable que se crea en torno a sus presentaciones, lo hacen único.
Por Darío Falconi
eldiariocultura@gmail.com

Pero hablemos del libro. “Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos” compendia la suma de las distintas calles, los monumentos y los espacios públicos de la ciudad de Villa María en casi 500 páginas. Lo hace con un lenguaje claro y aporta los datos fundamentales para la comprensión de los motivos que han dado origen a esos reconocimientos y da los datos precisos y formales (número de ordenanza y fechas, ubicación y las autoridades municipales que se encontraban en el ejercicio del gobierno al momento).
El lapso temporal que abarca es desde 1954 a 2010, quedando al descubierto un hueco de nula actividad de planificación y ejecución de este tipo de reconocimientos entre los años 1976 al 1983, donde tuvo lugar la cruenta dictadura argentina.
Horacio Cabezas, quien ya lleva alrededor de diez libros publicados con temas relacionados con la ciudad y su gente, expresa en las primeras páginas llamadas: “El trabajo tiene como propósito brindar a la comunidad la información pertinente relacionada con el nombre de las calles, espacios, edificios y monumentos públicos y lo que resultare inherente a ello, así como el reconocimiento y gratitud de quienes hayan merecido que su nombre y personalidad sean perpetuados a través de este recordatorio. Servirá también de Digesto Municipal en esta área del proceso evolutivo de la ciudad que evitará incurrir en errores o repeticiones relacionados con la nomenclatura”.
Se destaca el hecho insólito de publicar el tomo dos antes que el uno, que se encuentra en preparación y contendrá mayor información y precisión de nuestras calles. “Nomenclatura ponderada…” es un libro de consulta que sienta las bases y nos ayuda a comprender el porqué de los nombres de ciertos espacios, nos informa de quiénes eran esas personas a las que se les rinde homenaje, la situación social, política y económica de la ciudad, la provincia y el país, y lo hará con un lenguaje muchas veces literario, que amenizará la lectura de estos trabajos que, por lo general, suelen ser tediosos.
Un punto a destacar también es que en este libro no sólo escribe Horacio Cabezas, sino que un puñado de gente ha aportado lo propio para darle forma y contexto a cada una de las entradas; de esta manera participan como invitados, la señora “Puqui” Charras, Olga Pellegrino, René Manfredi, Dolly Pagani, Mario Fraire, Aurora Monteoliva de Rigalt, Leonor Conti de Calvi, Elvio Toscano, entre otros; auspicia la participación de los vecinos en lo que primero fueron notas que aparecieron en EL DIARIO y luego formaron parte integrante de este volumen bibliográfico.
Sin lugar a dudas que este es un libro de suma importancia, dado que existía poco material al respecto de una ciudad con el renombre y la historia que Villa María se merecía. El libro cuenta con un índice numérico y un índice alfabético, para facilitar el recorrido del libro y encontrar más rápidamente lo que buscamos.
Como todos los libros que viene pergeñando Horacio Cabezas, están dejando su marca y no pasarán muchos años para que los mismos sean un cimiento fundamental en la identidad de este pueblo. Hay que valorar este libro (y los anteriores) y destacar en la humilde figura de Horacio Cabezas, la impecable labor de décadas de trabajo, tanto sea como contador, funcionario de esta ciudad, ahora como miembro de la Junta Municipal de Historia y como escritor de libros, que no hacen más que enaltecer el orgullo de sentirnos villamarienses. Quizás, y me atrevo a decirlo públicamente (aunque no creo contar con el apoyo del autor de este libro), Horacio Cabezas se merecería figurar en este volumen, no sólo como autor, sino dándole nombre a alguna calle o espacio de nuestra ciudad. Nadie duda de su franqueza y laboriosa e incansable tarea, es por ello que no debe pasar mucho tiempo sin que personas como él sean distinguidas y valoradas por las autoridades y por el pueblo mismo.
A continuación reproducimos el texto que oficia de prólogo del libro que habla de su autor y de esta feliz obra.
Salud Horacio, por un logro más.

PROLOGO
Por MARCOS NICOLAS MARCOTEGUI
Quizás la realización del prólogo de esta nueva investigación histórica de Horacio Cabezas me tomó por sorpresa.
Recuerdo muy bien la noche del jueves 1 de diciembre, cuando pasadas las 21.30 sonó el teléfono fijo de mi casa. Quien llamaba era Horacio, luego de mediar unas palabras y anteponiéndome le dije al querido amigo si quería hablar con mi padre, como acostumbra hacerlo cuando llama. Pero para sorpresa mía, me contestó que no, que era conmigo con quien quería hablar, para saber si estaría interesado en realizarle nada más ni nada menos que el prólogo de su último libro: “Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos” de la ciudad de Villa María.
Realmente un orgullo inmenso me envolvió por completo y así se lo hice saber desde un primer momento, ya que prologar una nueva investigación, como lo es la presente, de quien estuvo a cargo del Ejecutivo local durante el regreso de la democracia, quien con una trayectoria impecable e intachable de participación activa en las distintas instituciones de la ciudad, que con tanto sacrificio, voluntad, horas dedicadas y una ardua búsqueda de recolección de material histórico, para que la ciudad siga contado su historia, de la mano de este hijo prodigo de Villa María, como lo es Horacio Cabezas, realmente enorgullecería a cualquier ciudadano el poder prologarlo.

* * * * *
Para curiosidad del lector, este segundo tomo acerca de las nomenclaturas de las calles, espacios públicos y monumentos de la ciudad se imprimió, antes que el primero, ya que el autor, conjuntamente con la Junta Municipal de Historia, realizó una extensísima labor investigativa desde 1983 (cuando llega a la Intendencia de Villa María, junto con el retorno de la democracia a nuestro país), hasta nuestros días. La curiosidad radica ya que, este incansable atleta de la escritura, está en pleno proceso de desarrollo del primer tomo del libro que consiste de ponderar todas las calles, monumentos y espacios públicos de la ciudad desde 1983 yendo hacia atrás en la línea del tiempo, hasta la fundación de Villa María, lo que hace mucho más interesante a la investigación.

* * * * *
Haciendo un recorrido histórico, pasando por siete períodos municipales, cuatro intendentes elegidos por el voto de la ciudadanía (Cr. Horacio Cabezas 1983 a 1987; Dr. Miguel Angel Veglia 1987 a 1991, 1991 a 1995 y 1995 a 1999; Sr. Eduardo Luis Accastello 1999 a 2003; Sra. Nora Esther Bedano 2003 a 2007 y nuevamente el Sr. Eduardo Luis Accastello desde 2007 hasta la actualidad), el autor cuenta detalladamente cómo fue la ponderación y nomenclatura de calles, espacios públicos y descubrimientos de monumentos, acompañados por el intendente de turno, la ordenanza correspondiente, el espacio que comprende, la ubicación geográfica, una referencia, las autoridades municipales y en forma más extensa una semblanza correspondiente, describiendo la vida de cada persona, institución, o espacio en forma cronológica.

* * * * *
Nacido en Villa María en el año 1922 y asentado en la ciudad de Villa Nueva, hijo de Antonio Cabezas y Celestina González, repartidor de golosinas, criador de gallos de riña del capitán expedicionario del desierto José María Lara, auxiliar (limpieza) de caballeriza, contador en concesionaria de automóviles, profesor en varias instituciones de la ciudad, miembro de la Junta Municipal de Historia, como fundador, presidente y actualmente vocal, son sólo algunas de las actividades que ha realizado y sigue realizando el ex intendente de la ciudad, aunque cuando se le pregunta por su profesión en la actualidad, responde: jubilado en régimen ordinario, con aportes y servicios.
Cuando la obra “Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos” llega a mis manos, con tiempo, empiezo a indagarla. A medida que voy avanzando en la lectura de la misma, me doy cuenta del incalculable valor histórico, social y cultural que posee, y lo importante que es para nuestra ciudad, contar con esta investigación, que a mi opinión, es de suma importancia su adquisición para todo aquel político que quiera incursionar en la función pública, para todo aquel joven o ciudadano que quiera conocer la historia del origen de calles, monumentos, paseos, plazas de nuestra ciudad, como así también para todas las instituciones educativas primarias, secundarias, terciarias o universitarias como material de consulta, ya que en ninguna de las bibliotecas de estas instituciones educativas puede faltar un tomo de este material.

* * * * *
Declarada de interés histórico y municipal, con el aporte de la Junta Municipal de Historia de Villa María (donde Horacio actualmente es vocal de la misma), y dimensionando algunas apreciaciones del autor con respecto a la obra, éste la considera como: “Un trabajo dinámico”, es decir, que queda abierta con relación al tiempo y cualquier interesado en continuarla lo podrá hacer, agregando datos e información para enriquecerla aún más. También, por expreso pedido del autor, este material posee un carácter y espíritu de libre circulación, sin ningún tipo de restricción para aquellos que deseen extraer información de la misma, para realizar algún trabajo cualquiera sea el carácter del mismo.
Incursionando y ahondando más en el material observo algo que me parece importante destacar, que es la fusión de dos tipos de informaciones, la cuantitativa y la cualitativa, de cada calle, monumento y espacio público, para ayudar a la compresión del material, brindando un marco referencial completo y de fácil comprensión.Resalto nuevamente, la importancia de lo dicho en el párrafo anterior, ya que de la ponderación de una calle como, por ejemplo, de ex presidentes argentinos, como lo fueron Arturo Frondizi, o el General Juan Domingo Perón, en la primera parte de la información, nos señala el día de la ponderación de la calle con ese nombre, la fecha, el lugar, el número de la ordenanza y las autoridades; ahí observamos la información cuantitativa, con el dato exacto, acompañado inmediatamente por una semblanza (cualitativo), que el autor realiza de cada persona, en este caso los mencionados ex presidentes de la Nación, realizando una pequeña síntesis de sus vidas. A ese mismo trabajo, lo realiza con plazas, paseos, monumentos, placas, instituciones, plazoletas, con personalidades no solamente nacionales, sino también con ciudadanos, políticos, educadores y deportistas destacados de la vida institucional de nuestra ciudad, como lo fueron, por ejemplo, el ex comisario del cuerpo Bomberos Voluntarios de Villa María: Juan Carlos Mulinetti, el ex diputado nacional Juan Antonio Fiol, o figuras del deporte local que trascendieron las fronteras de nuestra ciudad en el caso de Guillermo Evans, son sólo algunas de las personas que por su labor, ya sea en lo social, político, deportivo o ciudadano, fueron ponderadas en alguna calle, monumento, plaza, plazoleta o institución.
* * * * *
Sin temor a equivocarme creo que esta laboriosa investigación ayudará tanto a jóvenes, como así también a adultos, para seguir conociendo, entendiendo e interpretando un poco más la historia de nuestra querida ciudad de Villa María.