13 de noviembre de 2011

Compartir caminos. Verónica Ruiz y María Antonia Amilivia



María Antonia Amilivia nació el 19 de julio de 1951 en Villa María, Provincia de Córdoba. Esta es su primera publicación en tapas duras en la que muestra y demuestra sus condiciones para la palabra y la pintura.



Verónica Ruiz nació en Villa María, Provincia de Córdoba el 11 de febrero de 1976. En 2010 publicó su primer poemario llamado "Mar de emociones" en el que mostraba los poemas que desde hace un tiempo publica en blogs y redes sociales. La escritura se complementa con un prolífica producción en pintura.




Desengaño
María Antonia Amilivia

Cuando un desengaño
Golpea nuestra puerta
Se nos viene encima el mundo
Nosotros que lo teníamos todo
Familia, casa, autos, proyectos
Tambaleamos, cuanto dolor
el abandono nos sacude
Y la amargura
Se prende como abrojo
Pero cuando una ilusión se rompe
Otra florece
La vida en su afán de construir
Tiende puentes nuevos
Mujer, hombre, huye
No permanezcas en territorio enemigo
Escapa del dolor y la tragedia
Haz lo que más te gusta
Cruza los etéreos puentes
Busca tus alas, vuela
Exprime la vida y recuerda
Al final de cada puente
Si sabes mirar,
Alguien te espera.


Flor
María Antonia Amilivia

Como flor incipiente
Te abres al amor
El perfume penetra los sentidos
La aterciopelada piel
Invita a recorrerla
Hay júbilo en la entrega
Si te recuestas para amar
En el brindis te deshojas
Tus pétalos se recogen
En la copa de la vida
para corregir su dolor.


[poema] 
Verónica Ruíz

Invisibles cicatrices
que parecen estar en el olvido
de noches multicolores.
Estadías apaciguadas
o revueltas de nerviosismo.
Crepúsculos solitarios,
Tormentas saboreadas con nostalgia,
Lecciones con acordes desafinados.
Miles de sensaciones
que huyeron con el tiempo.
Estoy parada en el presente
quiero hacer una regresión al pasado
para construir
una escalera al futuro.



[poema] 
Verónica Ruíz

Se durmió
Se durmió la pasión
con el amor
de los días sin sol
entre sábanas de raso
y velas multicolores.
La piel de fuego
ya no arde en llamas.
Los besos fogosos,
las caricias de rosas,
no logran encenderla,
no logran despertarla.
Se durmió la pasión
con el canto de la noche.
Escamas de cenizas
la cubren dulcemente
para resguardar su sueño
con la esperanza
de que despierte nuevamente






Datos del libro:
Compartir caminos, por Verónica Ruiz y María Antonia Amivilia, 1a ed., Villa María, El mensú ediciones, 2011, 150 p.; 20x14 cm, (Ciudad y río). ISBN 978-987-26641-8-3.


Puedes dejar tu comentario en este mismo lugar. Si no posees usuario de Google,
debes seleccionar la opción "Anónimo".

Para leer la obra "Compartir caminos" haz click AQUÍ.

Muchas gracias.