13 de agosto de 2014

En honor a la verdad . Elvio Omar Toscano

Este trabajo es un homenaje a los compañeros y compañeras detenidos y/o desaparecidos de Villa María y a sus familiares y en ellos, a todos aquellos que dieron sus vidas y sus esfuerzos, en forma espontánea y generosa, para que la justicia fuera para todos, para que las fábricas trabajaran a pleno, para que las universidades se llenaran de estudiantes y éstas se involucraran con su medio, para que las escuelas estuvieran abiertas y colmadas de niños y jóvenes.
Ellos vivieron pensando que podrían cambiar este mundo desigual, donde las personas se despersonalizan y pierden el reconocimiento de sujeto; ellos lucharon para hacer una sociedad más humana y solidaria.
Sabían lo que hacían y porque lo sabían, eran conscientes de lo duro de la tarea emprendida y de las dificultades que enfrentarían para lograr sus propósitos.
Ellos consagraron sus vidas para que se terminara la pobreza, la impunidad y la corrupción, y para que se estableciera una sociedad de iguales.
Fueron grandes, y son imponentes en el tiempo ante nuestros ojos; nos sentimos pequeños ante la grandiosidad de su entrega y sacrificio.
Parece imposible, mirando este mundo globalizado e insensible, que hace ya casi cuatro décadas, en nuestra patria, en Córdoba, en Villa María, hubiera hombres y mujeres dispuestos a brindarse con tanta generosidad por el otro.
Golpea una profunda angustia, como si uno no pudiera mirar de frente, por no haberse ofrecido de la misma forma que ellos, como si se hubiese estado, por momentos, ajeno a lo que pasó.
Sentir necesidad de pedir perdón por no haber hecho algo más trascendente por los amigos, por los compañeros, por los ideales, por los sueños, por tantas esperanzas inconclusas y postergadas.
Pensando en nuestra conducta, nos hace sentir atormentados, porque tal vez hemos perdido la oportunidad histórica de continuar por el camino soñado y compartido en tantas oportunidades en las que nos dejábamos llevar por los sueños, las ilusiones y las fantasías de que todo ello era posible.
Con el tiempo descubro en aquellos la grandeza, la humildad, sus valores, sus renuncias, su componente humano y veo que siguen siendo hoy más que nunca paradigmas de hombres y de mujeres de un mundo que nos propusieron y que quisiéramos construir.
Nos queda la incertidumbre, la preocupación de no haberlo visto antes, pero también la inmensa tarea, el compromiso y la responsabilidad de despertar y encolumnar las marchas hacia las utopías que nos legaron.
Este libro tiene la pretensión de ser un avance, una tenue luz en la búsqueda de la verdad. Seguramente quedan en Villa María datos que no se han podido recoger, que demandaría a futuro una más profunda investigación, abordando documentos en el Poder Judicial, resoluciones y decretos en la Municipalidad, indagando en la Policía, en la Penitenciaría y también en la Fábrica Militar, si es que en alguno de esos lugares -o alguien de los que allí trabajaron durante la dictadura- se han conservado registros de la represión ilegal.
Los testimonios de quienes vivieron aquel momento crucial nos pueden ayudar a visualizar el camino que estamos buscando, ser un avance que nos ayude a levantar y fortalecer una sociedad democrática, solidaria y unida.
Por medio de la consulta bibliográfica del abundante material existente sobre “los años de plomo” y sobre todo a través de reportajes intentamos encontrar la descripción y las razones de aquella situación tan brutal que terminó con la instalación del terrorismo de Estado.
Esas citas bibliográficas –y la visión del propio autor de estas líneas- dan sustento al contexto político que precedió y luego contuvo a aquel terrorismo. Los reportajes están centrados mayoritariamente en villamarienses, ya que nos interesa en particular describir las formas en que ese terrorismo se manifestó en nuestra ciudad, y en todo caso reflejar la visión del país de entonces que tuvieron esos villamarienses desde nuestro terruño. Los anexos finales reproducen textualmente documentos y legislación donde se consagra la defensa y sostenimiento de los derechos humanos en el mundo y en nuestro país.
El desafío hoy es recuperar la verdadera historia, aquella que se compromete con la verdad de los hechos; sin la pasión del momento, sin la irracionalidad del ideologismo, sin revanchismo; sí, con moderación y cordura. He tratado que estas páginas sean lo más objetivas posibles, pero no desapasionadas: es justamente esa pasión por la historia reciente de nuestro país y la necesidad de cimentar su memoria, establecer la verdad y que se haga justicia –para no repetir los errores- lo que las han motivado.
Mantener una memoria activa, vigilante y comprometida con el presente y el futuro es el reto por aquellos que “en sus sueños e ideales poéticos, pensaban como posible una sociedad libre, solidaria, comprometida y dispuesta a labrar la tierra, humedecida con la transpiración del trabajo, del amor y del valor, para volver a sembrar los sentimientos que potenciaron al país en algún momento de su historia”.1
Valores irrenunciables, que más allá de toda consideración ideológica y política y de las grandes transformaciones del mundo, siguen siendo universales, irreductibles, independientes e indelebles, establecidos como norma después de las grandes tragedias mundiales por la Organización de las Naciones Unidas.
Una tarea fundamental de estos tiempos es intentar, aunque sea a pedazos, recuperar los hechos que ocurrieron durante esos años, que nos permitan comprender qué pasó y cómo, buscando en lo más profundo de los seres humanos, en sus angustias, en sus pérdidas, intentando explicar este presente e intuir un futuro común para todos.
Estos lamentables episodios, que pretendo compartir con quienes accedan a este material, procuran reflejar una parte de la historia argentina, un trozo de memoria de nuestra ciudad. Una demanda no sólo de aquellos que por distintos motivos tuvieron un papel protagónico en la tragedia, sino también de la sociedad villamariense. A partir de estos interrogantes que nos hacemos, nos planteamos cómo trabajar los enigmas, los misterios, los entretejidos de este poder, de esta tempestad violenta que arrasó con la vida, con los sentimientos, con las familias, con las instituciones, con el amor, con la sensibilidad y nos colocó en la ambigüedad de un “sálvese quien pueda”. Y en este sentido, también, la sociedad toda debe procurar un definitivo “Nunca más”.

 -------
1 Libro de Poemas y Relatos de la Moria, Buenos Aires, Ediciones Boobab, Entreletras y la gente, 1998.



Toscano, Elvio Omar. En honor a la verdad : memoria villamariense sobre terrorismo de estado y derechos humanos  / Elvio Omar Toscano ; ilustrado por Raúl Olcelli. - 1a ed. - Villa María : El Mensú Ediciones, 2013. 650 p. : il. ; 24x15 cm. - (Documentos de la Villa; 6) ISBN 978-987-1894-27-7         
1. Derechos Humanos. 2.  Narrativa Testimonial. I. Olcelli, Raúl, ilus. II. Título
CDD 323


Puedes dejar tu comentario en este mismo lugar. Si no posees usuario de Google,
debes seleccionar la opción "Anónimo".