9 de noviembre de 2012

Si fuera posible... Analía Ortolani





Analía Ortolani
Un espacio para presentarme…
¿qué escribir que llegue a interesar a quien lea lo que escribo? Decido entonces sólo contar que soy Analía Ortolani, y que creo fielmente en la manifestación de las palabras, en aquellas que transmiten, sin censura, que acercan, cuestionan, abrazan, desvelan, seducen, refugian. Ellas me liberan permitiéndome expresar lo que siento, sentimientos que suelen, ante un rapto mío de insolente distracción, recordarme que estoy viva, y eso… no es poca cosa.
Sí, sólo eso en la solapa del libro, lo demás… es lo de menos.



Creo
Inquieta, anhelante
creo escuchar tus pasos
invadiendo cada espacio,
tu voz, como un eco
que tiembla en los rincones
avisándome que has vuelto,
y tu mirada,
tu mirada transparente
abrazándose a mis ojos.
Pero es el fin
de este delirio
que me cuenta...
sólo es el viento
que se mece indeferente
negándome el tenerte,
y es un rayo de sol
que extraviado y sin su luz
se quedó con tu mirar.


En el río
Elevándose sus ramas
como abrazos,
esperan en silencio
embelesados,
que te acerques.
Erguidos, sin descanso
se sorprenden,
acariciando tus manos
cuando rozas el agua
de aquel río entrañable.
Y reflejan en él
melancolía,
cuando comparten, callados,
el reflejo de tus ojos…
que han llorado.


Tal vez…
Sorprendiendo sus sentidos
al acariciar sus cabellos,
que resbalan cual racimo,
de rojas uvas maduras;
seguro de ti, la invitas
a danzar hoy contigo
en un torbellino tierno y salvaje,
mientras esperas ansioso.
Acosando su armonía
con la tempestad
que late, impetuosa
en un atrevido intento.
Para delirar con ella
en este bálsamo que soñaron
cuando eran presa aún
de aquel hechizo pasado.
Esparciendo los temores
para evocar la firmeza
de tu actitud tan valiente,
volver… después de todo;
para festejar el día,
en esta tarde de otoño,
estremecido y ebrio
de aquellos tiempos prohibidos.
Pero… impasible te observa ,
sin tomar lo que propones,
se escapa ya su cintura
no hay lugar para tu abrazo.
No, hoy no te sigue,
y la voz silenciosa del naufragio
la ahoga al querer decir…
mañana, tal vez… mañana.


Datos del libro:
Si fuera posible..., por Analía Ortolani, ilustrado por Analía Ortolani. - 1a ed. - Villa María: El Mensú Ediciones, 2012, 130 p. : il. ; 14x20 cm.(Ciudad y río; 16). ISBN 978-987-1894-03-1



Puedes dejar tu comentario en este mismo lugar. Si no posees usuario de Google,
debes seleccionar la opción "Anónimo".

Para leer la obra "Si fuera posible..." haz click AQUÍ.

Muchas gracias.