16 de marzo de 2011

Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos - Horacio Cabezas

Motivo y propósito

El trabajo tiene como propósito brindar a la comunidad la información pertinente relacionada con el nombre de las calles, espacios, edificios y monumentos públicos y lo que resultare inherente a ello, así como el reconocimiento y gratitud de quienes hayan merecido que su nombre y personalidad sean perpetuados a través de este recordatorio.
Servirá también de Digesto Municipal en esta área del proceso evolutivo de la ciudad que evitará incurrir en errores o repeticiones relacionados con la nomenclatura.
En cada caso, la respectiva mención contendrá la indicación de la fecha y número de la ordenanza municipal que dispuso la imposición del nombre, las autoridades municipales vigentes al momento de disponer y una breve semblanza sobre la personalidad cuyo nombre se impone y, si se tratare de una escultura alegórica, el motivo y las circunstancias de la misma.
El trabajo tendrá motivación participativa, es decir se invitará a los vecinos que deseen exaltar alguna personalidad de las mencionadas en el listado correspondiente, a que lo hagan y, en tal caso, su narración será transcripta con indicación de su nombre en carácter de “partícipe invitado”.
La Junta Municipal de Historia creará estímulos para incentivar la información y brindará publicaciones periódicas de las narraciones producidas y procurará hacer convenios con las Universidades e interesará a las autoridades municipales para el éxito de este trabajo. Así mismo propiciará actos de conocimientos relacionados con la imposición de los nombres.
Cumplida total o parcialmente la recopilación, la Junta Municipal de Historia procurará la edición de un libro cuyo contenido serán los trabajos producidos.
El emprendimiento ya tiene un grado significativo de avance, habiendo contado para ello con la valiosa colaboración de la Oficina Legal y Técnica del Departamento Ejecutivo y de la Secretaría del Honorable Concejo Deliberante.


Horacio Cabezas
Villa María, diciembre de 2010.



- * - * - * - * - * - * - * - * -


(Extracto del libro)
Comisario del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa María Juan Carlos Mulinetti

Ordenanza: 1985 07-06-1984.

Espacio: Balneario municipal.

Ubicación: Márgenes del Río Ctalamuchita.

Referencias: Por ordenanza 3290 del 26 de agosto de 1993 se designó con su nombre a la calle comprendida entre Ituzaingó y Lamadrid, en el Barrio Gral. Lamadrid.
Por ordenanza 4812 del 26 de de abril del 2001, se dispuso levantar un monumento para honrar su memoria, a la vera del balneario municipal. La obra será realizada en forma conjunta con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

Autoridades municipales
Intendente municipal Sr. Horacio Cabezas
Presidente del HCD Sr. Ramón J. Gómez

Semblanza
No ha de ser esta breve narración, lo que va a patentizar la vida de este muchacho que vivió para el arrojo y la solidaridad con sus semejantes. Fue el guardíán de la vida y de las cosas de la sociedad y de la gente. Su profesión no sería otra que la de bombero voluntario y escalando posiciones jalonadas de peligro alcanzó el grado de comisario. Y sigue escalando posiciones aún después de su muerte; es el reconocimiento de la ciudad, y son las crónicas y recuerdos que perpetúan su memoria. Los actos de valentía en todos los acontecimientos de infortunio que tuvo la ciudad y la gente, constituye un hermoso catálogo de gestos de solidaridad con la que enmarcó su vida.

Murió trágicamente cumpliendo un acto de servicio. Tal acto de servicio excedía las posibilidades humanas, pero para Juan Carlos, esos límites no existían y encontró el fin de su vida cuando ésta se brindaba para salvar otras vidas. Entró en la muerte y simultáneamente entró en el mito. Pronunciar su nombre, es encontrar el albergue del arrojo, de la amistad, de la entrega altruista para sellar el bien, para compartir el dolor sobreviviente o la alegría de haber tendido, con éxito, su mano solidaria.
Había venido de la localidad de Ticino. De allí era su cuna. En la que nació en 1951 y doce años después, ese chico ingresaba al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa María. Era un soldadito, pero las acciones que obedecían a su vocación, lo fueron acercando a los puestos de responsabilidades como fue la Jefatura del Cuerpo Activo en el que recaló cuando cumplía sus treinta años.
Incursionó en la construcción de autobombas, de ambulancias, de lanchas para pantanos. Prestó especial atención a la actuación de los equipos de rescates acuáticos, Creó el Departamento de rescates en alturas. Fundador de la Escuela de Capacitación, la solvencia de su capacidad trascendió los límites locales.

Estando con otros bomberos trabajando en la reparación de las compuertas del Balneario visualizó a una precaria piragua y dos jóvenes que eran peligrosamente arrastrados por el torrencial del río. Su impulso de arrojarse para brindarles auxilio y salvación, fue instantáneo. Cambió su vida por dos vidas. La fatalidad obró sin la menor piedad. Eso fue un domingo, 23 de octubre de 1983. Treinta y dos le bastaron para dejar su impronta de su hombría de bien y la solidaridad para sus semejantes y para la ciudad.
Esta ordenanza que lleva el número 1985, dispone asignar su nombre al Balneario Municipal. Con posterioridad, su nombre fue impuesto a una calle del barrio Lamadrid y, en abril de 2001, el Honorable Concejo Deliberante, dispone levantar, a la vera del Balneario Municipal, un monumento para perpetuar su memoria. (Ordenanzas 3290 y 4812 respectivamente).


Junta Municipal de Historia. HC


- * - * - * - * - * - * - * - * -


Haciendo un recorrido histórico, pasando por siete períodos municipales, cuatro intendentes elegidos por el voto de la ciudadanía, el autor cuenta detalladamente, como fue la ponderación y nomenclatura de calles, espacios públicos y descubrimientos de monumentos, acompañados por el Intendente de turno, la ordenanza correspondiente, el espacio que comprende, la ubicación geográfica, una referencia, las autoridades municipales, y en forma más extensa una semblanza correspondiente, describiendo la vida de cada persona, institución, o espacio en forma cronológica.


Sin temor a equivocarme, creo que, esta laboriosa investigación, ayudará tanto a jóvenes, como así también a adultos, para seguir conociendo, entendiendo e interpretando un poco más la historia de nuestra querida ciudad de Villa María.


Marcos Nicolás Marcotegui
(del Prólogo)





Datos del libro:
Nomenclatura ponderada de calles,espacios públicos y monumentos, de Horacio Cabezas, 1a ed., Villa María, El Mensú Ediciones, 2011, 480 p.; 24x17 cm, (Documentos de la Villa; 1). ISBN 978-987-26641-0-7.-



Puedes dejar tu comentario en este mismo lugar. Si no posees usuario de Google,
debes seleccionar la opción "Anónimo".

Para leer la obra "Nomenclatura ponderada de calles, espacios públicos y monumentos" haz click AQUÍ.

Muchas gracias.